Para Esterilizar Frascos para mermeladas caseras

Acá te vamos a enseñar todos los secretos, para que tus mermeladas sean las conservas más seguras.
Antes de arrancar con las instrucciones, tienes que asegurarte de que el frasco que elijas sea resistente al calor.

Los pasos para la esterilización de los frascos son los siguientes:

Lavado: asegúrate de lavar muy bien, con la ayuda de detergente y una esponja que llegue al fondo del frasco y no te olvides de hacer lo mismo con la tapa!

Hervido: colocar los frascos en una olla profunda y cubrirlo con agua, agregar las tapas y comenzar a hervir.
Debes dejar hervir durante 10 o 15 minutos.

Retirar: para retirar debes hacerlo con mucho cuidado, con la ayuda de pinzas, colocar sobre una servilleta de papel limpia.

Rellena: cuando rellenes los frascos debes controlar que no queden restos de comida en los bordes, ya que nos impediría cerrar bien.

Tapa: con la ayuda de las pinzas poner las tapas en los frascos.

Sella: poner los frascos llenos nuevamente en la olla profunda con agua, durante 10 minutos.

Un secreto para que los frascos queden cerrado al vacío, es agregar el contenido dentro de él, taparlo y ponerlo boca abajo, luego de un rato ya estará listo.

Vuelve a retirar: retira los frascos y llevalos a una servilleta de papel limpia. Dejar reposar sin mover durante 24 horas.

Si ves que las tapas se inflan, es una buena señal de que se han sellado.

¡Comparte nuestra receta!


Otras Recetas que te pueden interesar:

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!